Posesivos II

Aunque es incorrecto, está muy extendido el uso del adverbio + posesivo, así que quizás en algún momento se acepte desde la realeza 👑

Después cada quien decidirá si le gusta o no emplear esta fórmula en sus textos. ⁣

⁣Según la recomendación, esto no sería deseable ❌: ⁣⠀

⁣—Marisa, no encuentro las llaves⁣⠀
—Ernesto, están delante tuyo. ¿No las ves?⁣⠀

⁣Y esto sí ✔️:⁣⁣⠀

—Marisa, no encuentro las llaves.⁣⠀
—Ernesto, están delante de vos. ¿No las ves? ⁣⠀

⁣Esto es así porque el adverbio es adverbio y no sustantivo. Es decir, no podemos apropiárnoslo, no podemos poseer la circunstancia que ese adverbio designa. El delante no es mío, ni nuestro, ni de Ernesto, etc.

Más ejemplos: ⁣

Detrás nuestro/Detrás de nosotros⁣

Enfrente mío/Enfrente de mí ⁣

Detrás tuyo/ Detrás de vos⁣

Como dije más arriba, el uso considerado incorrecto está tan extendido que quizás en algún momento se apruebe. Por lo tanto, quizás esta publicación tenga fecha de vencimiento. ⁣

Leísmo

Le amo, le odio, dale más

Esta mañana la profe de gimnasia dio un ejercicio de lumbares de esos que parecen fáciles pero no lo son. Cuando terminé la serie, como buena reina del drama, grité «Le odio, a este ejercicio le odio». Lo dije mal a propósito, para que sonara más simpático, pero en ese momento me di cuenta de que faltaba un posteo sobre leísmo en esta cuenta.

⁣¿De qué se trata? Del uso impropio de le(s) como complemento directo (CD) en lugar de lo/la (y sus plurales). En el ejemplo del ejercicio para lumbares, debí decir: «lo odio». Yo odio este ejercicio. Lo es el pronombre que reemplaza al CD (este ejercicio). ⁣⁣

⁣⁣Entonces, ¿cuándo está bien emplear le? Cuando lo que se reemplaza es el complemento indirecto (CI). ⁣⁣

⁣⁣Yo le dije que odio el ejercicio (le dije que lo odio).⁣

⁣⁣Ahí reemplaza a «a mi profesora», complemento indirecto del verbo decir (alguien dice algo a alguien: sujeto-verbo-CD-CI).⁣⁣

⁣⁣Hay excepciones, incluso hay zonas leístas en distintos países hispanoparlantes, pero en general se emplea como expliqué más arriba. ⁣⁣

⁣⁣Una aclaración: no trato en esta publicación el uso de en lenguaje inclusivo, tema del que todavía no hablé en este blog porque no me siento preparada. Voy leyendo lo que encuentro al respecto, ya veremos si algún día escribo algo. ⁣⁣

⁣Otra aclaración: como siempre, estas recomendaciones tan RAE están orientadas a la escritura de textos académicos y demás textos «serios». En la clase de gimnasia no pasa nada si digo que le odio al ejercicio porque me deja moridah. En la oralidad, está todo bien.

En esta publicación te hablé sobre leísmo, su definición y forma de evitarlo. Ahora te invito a leer las publicaciones sobre dequeísmo y neologismos.

Comillas I

Si vas a usar comillas, antes leé esta publicación

De ahora en adelante, quiero que usen las comillas angulares («…») en sus textos. ¿Por qué? Porque son hermosas y además permiten incluir un nivel más de cita dentro de cita. ⁣

⁣Se combinan con las inglesas (“…”) y con las simples (‘…’) de la siguiente manera. ⁣

⁣Esteban dijo «Mi padre una tarde me llevó con él al patio y me dijo: “Hijo, te voy a leer un cuento: ‘Había una vez, un niño llamado Esteban…’” y me contó la historia de mi vida».⁣

⁣Te lo resumo: «…“…‘…’…”…»⁣

⁣¿Me explico? ⁣

⁣Yapa: En Windows, con alt + 0171 y alt + 0187 obtenemos las angulares.⁣

Bien, ya tenemos las correctas. Ahora queda pendiente una publicación sobre el uso adecuado de las comillas. Pueden empezar por leer la publicación sobre estilo directo, en este mismo blog 😉