Categorías
Pequeño manual de autocorrección

¿Qué es el queísmo? ¿Cómo evitarlo? Aprendé con ejemplos

¿Te preguntabas qué es el queísmo? Te lo cuento en este artículo.

Hay verbos que exigen ir acompañados por una preposición (esto se llama régimen preposicional). A veces, por error, se omite esta preposición cuando debería ir delante de la conjunción que.

Por ejemplo:

  • ⁣⁣Se olvidó  (de) que  tenía un examen.⁣
  • Insistió  (en) que  estudiara.⁣
  • Me alegré  (de) que  estuvieras estudiando.⁣
  • Se convenció  (de) que  tenía que estudiar.⁣

Para ser correctas, todas las oraciones anteriores debieron escribirse con la preposición que coloqué entre paréntesis.⁣

Estos son apenas unos pocos casos de  queísmo  con verbos pronominales y no pronominales.

¿El queísmo ocurre solo con verbos? ¡No!Una muchacha lleva una pila de libros sobre queísmo

También podemos encontrar queísmo en construcciones con

  • Adjetivos: seguro que/seguro de que).
  • Nombres: condición que/condición de que.
  • Adverbios: después que/después de que.
  • Locuciones verbales y otras. ⁣

    El queísmo es primo del dequeísmo y se considera que los hablantes, intentando no caer en uno, caen en el otro. ¡Así no se puede!

Tip✨

Puede producirse  alternancia  con algunos verbos en los que la preposición agrega un cierto matiz:

  • Lamentar que / lamentarse de que. 
  • Aprovechar que / aprovecharse de que
  • Alegrar a alguien que / Alegrarse alguien de que

  • Avergonzar a alguien que / Avergonzarse alguien de que

  • Doler a alguien que / Dolerse alguien de que

  • Extrañar a alguien que / Extrañarse alguien de que

  • Ofender a alguien que / Ofenderse alguien de que

  • Sorprender a alguien que / Sorprenderse alguien de que

Conclusión

Como te conté en este artículo, el queísmo es una incorrección gramatical  que se da sobre todo en la oralidad. Consiste en la omisión de la preposición en construcciones con verbo + que.

También hay verbos que se construyen  con la preposición y sin ella,  e igualmente son correctos.


Si te gustó el artículo podés seguir leyendo por acá.

¿Necesitás corregir un texto académico? Solicitá cotización por Whatsapp.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *