Dequeísmo

«Me dijo de que» y otros crímenes

Otra de las cuestiones que debemos revisar en nuestros textos: no escribir «de» junto a palabras que no requieren esta preposición. Esto es, no incurrir en dequeísmos. Los ejemplos son de margarita deshojada: ⠀⠀⠀

* Creo de que ya no te quiere.⠀⠀
* Pienso de que sí, me quiere.⠀
* Opino de que si no te quiere, ella se la pierde.⠀
* Escuché de que sí te quiere.⠀
* Temo de que no me quiera.⠀
* Ya me dijo de que sí te quiere.⠀

Todos esos ejemplos deberían ir sin «de». Los motivos son meramente normativos, o sea: son lo que son, cada verbo tiene su comportamiento.⠀

Esta norma aplica para verbos de pensamiento, de habla, de percepción y de temor. Hoy nos ocupamos de estos en particular, pero hay más casos de dequeísmo en otro tipo de construcciones.⠀

Por último, también tenemos la versión contraria, el queísmo. Porque si algo puede salir mal, sale mal. Cuando tenés que escribir «de», no la escribís. Y así andamos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *