Adverbios en -mente

Con respecto a los adverbios terminados en -mente, García Márquez dice que son «un vicio empobrecedor». Yo los llamo el adverbio de la pereza: son los más fáciles de crear (con adjetivo + -mente) y te parece que quedás como un rey, escribiendo con toda la pompa…
Pero no, todo lo contrario: los adverbios en -mente alargan las frases in-ter-mi-na-ble-mente (¿ven?) y afectan la sonoridad del texto, porque en algunos casos escriben más de uno por párrafo y el texto termina oyéndose todo igual (lalalamente, nananamente, mente-mente-mente 🙈).
¿Cómo los corregimos? Si se pueden suprimir y vemos que no afecta el sentido de la frase, suprimimos. Si no, reemplazamos por otro adverbio o forma adverbial equivalente. Algunos ejemplos de cómo serían esos cambios:
Recientemente  | Recién ✔️
Inmediatamente ❌ | De inmediato ✔️
Posteriormente | Después ✔️
Y así.
No es para censurarlos por completo, pero sí conviene moderar su empleo.
———————————————————————
Si te gustó esta publicación sobre adverbios en -mente, te recomiendo que sigas leyendo por aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *